Manejar correctamente una tarjeta de crédito en vacaciones en 5 pasos

Lo que debes tener en cuenta 

Una tarjeta de crédito tiene la capacidad de convertirse en una gran aliada o en una completa enemiga dependiendo del uso que tengamos con ella, es decir, puede pasar de una buena experiencia a una quizás no tan positiva, pues todo depende del manejo que le demos a nuestra tarjeta de crédito. 

Lo ideal es que una tarjeta de crédito nos pueda servir de apoyo para el cumplimiento de objetivos personales y metas. Todo ello será posible siempre y cuando la usemos de forma organizada y consciente. Por esto, a continuación te presentamos cómo usar correctamente una tarjeta de crédito:

Usa la tarjeta en la primera semana en la que te la entregan 

Cuando usamos nuestra tarjeta de crédito la primera semana en la que nos la proporcionan, resulta ser una de las mejores opciones, ya que sea que la estemos usando para la compra de productos u obligaciones de urgencia. Esto se debe a que el tiempo entre el día en el que hicimos el gasto y la fecha en la que se debe pagar la cuota de la tarjeta es considerablemente largo, lo que permite facilitar el estudio de nuestras cuentas. 

En este sentido, en caso de que debas realizar el pago de la primera cuota durante los primeros días del mes, lo mejor será usarla después de estos días y no finalizando el mes, ya que los gastos se cargan a la factura de la tarjeta y llegarán hasta el siguiente mes. 

Efectúa el pago antes de la fecha de vencimiento 

Cuando pagamos la cuota de la factura de la tarjeta de crédito antes de que expire la fecha establecida que se registra, minimizamos automáticamente el riesgo de olvidar su pago o de hacerlo después de la fecha, lo que implica un dinero adicional por el incumplimiento. Adicional a ello, pagar antes de la fecha establecida permite que podamos reducir la tasa de interés, entre otras ofertas que posiblemente nos ofrecerá nuestro banco para seguir usando la tarjeta. 

Almacena una reserva 

Independientemente del monto total con el que cuente la tarjeta de crédito como el cupo, es necesario eliminar el pensamiento de “gastarlo todo”, los expertos financieros recomiendan que no se gaste la totalidad del dinero disponible en la tarjeta de crédito, sino que contemos con un dinero como reserva para cumplir imprevistos o emergencias, que eventualmente sucedan. Además, esto nos ayudará a evitar gastarnos todo y que no seamos conscientes de los gastos que realizamos. 

¿Cómo manejar una tarjeta de crédito en vacaciones?

Paga un poco más del mínimo 

Aunque si bien las entidades financieras proporcionan un monto mínimo que debe ser pagado mes a mes para efectuar la totalidad del gasto, siempre es posible que el usuario pueda pagar un poco más de este monto mínimo que se registra en la factura de su tarjeta de crédito.

Otro consejo proporcionado por los expertos, es siempre pagar un poco más del monto mínimo establecido para poder ir reduciendo a más velocidad el saldo total de la deuda y así, poder estar sujeto a menos intereses por parte de la entidad. 

Menos es más 

En este sentido hablamos de una reducción considerable del número de cuotas para pagar el dinero que se haya gastado. Aunque en este sentido también debe evaluarse nuestra capacidad de pago de acuerdo al monto total de nuestros ingresos, en lo posible siempre será una mejor opción si logramos ponerlo a menos cuotas, es decir, entre menos cuotas, mejor.

Cuando reducimos considerablemente el número de cuotas, no sólo terminamos mucho más rápido con el crédito, sino que también reducimos la tasa de interés, pagando así menos intereses. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *